Una encuesta de gobernabilidad y desarrollo empresarial realizada por la CEESP, tiene como objetivo definir los tipos de corrupción y sus principales consecuencias en México, para identificar los más fuertes de los más débiles, y poder actuar de manera precisa en el problema.

Encontraron dentro de los resultados generales que obstaculizan el desarrollo, a la economía informal ocupando el tercer puesto con una calificación de 4.36, considerándolo como un gran limitante que demanda preocupación.

Los resultados más contundentes acerca del tema fueron:

“El 75% de las empresas considera que la informalidad afecta su actividad; un 46% de las empresas a través de la venta de productos de contrabando. Un 50% afirma que la economía informal es altamente fomentada por empresas similares a la suya y el 68% es afectado por la venta en mercado informal de mercancías robadas de su establecimiento.

Además, el desarrollo de una nación depende de la confianza mutua entre los diferentes actores económicos y/o políticos. Los empresarios consideran que los actores con el menor nivel de confianza son los congresistas federales y locales. Por otra parte, los empresarios piensan que el 60% de la gente en general es confiable”.